inicio | donde estamos? | contacto
         
 
el Institut de Sexologia
  Presentación
  Profesionales
  Objetivos
  Servicios ofrecidos
Sexología
  Terapia sexual
  Terapia de pareja
Clínica
  Planificación Familiar
  Mediación en separaciones
  Psicología clínica
  Peritajes psicológicos
  Consulta joven
Otros
  Nutrición y cuidado corporal
Educación
  Educación afectivo - sexual
Formación
  Master en Sexología
  Formación a profesionales
  Cursos
Información
  Sexología
  Psicología
  Ginecología
Participación
  el Institut 2.0
  Consultas / Sugerencias
Publicaciones
  Publicaciones
   
 
 
Psicología
Centro de información
 
Estrés
Depresión
Trastornos de la alimentación
Obsesiones
Crisis de angustia
Fobias
Problemas paterno-filiales
Habilidades sociales
Abusos sexuales
Terapias psicológicas
ABUSOS SEXUALES
 

Los Abusos sexuales son conductas coactivas más bien habituales, que no están bajo el control del sujeto y de las que éste se siente necesitado para excitarse sexualmente. Las ofensas sexuales abarcan todo tipo de conductas eróticas que van en contra de la libertad. En esta definición incluye toda una serie de comportamientos sexuales en los que el destinatario de tal práctica (los niños en el caso de la peidofilia o el incesto) o la práctica sexual en sí misma (por ejemplo, la violación o el acoso sexual en el trabajo) suponen un claro atropello contra la libertad de las personas y tienen, por tanto, una consideración legal de delito.


En todas las ofensas sexuales la mayoría de las víctimas son mujeres, y la mayoría de los agresores, hombres. Las razones de de esta preponderancia masculina entre los ofensores sexuales son diversas. En primer lugar, el mayor impulso sexual masculino, que puede llevar a fijar la atención sexual en una mayor variedad de estímulos. En segundo lugar, el mayor componente agresivo de los varones, que puede llegar a explicar la adopción de conductas violentas ligadas al sexo (como el caso de la violación). Y en tercer lugar, una mayor indefinición de la identidad sexual masculina, que puede llevar a la exploración de estímulos sexuales diversos (Farré, 1991).


Los factores causales de las ofensas sexuales son en gran parte desconocidos y muy poco específicos. No obstante, la existencia de trastornos de personalidad, sobre todo referidos al control de impulsos, el desarrollo de una autoimagen deficiente en relación con la educación sexual culpabilizadora y negativa o con unos modelos familiares inadecuados, parecen desempeñar un papel importante.


La violación es, sin duda, el delito más grave contra la libertad sexual, pero hay otras formas distintas de agresión sexual, de las que son víctimas las mujeres, mucho más frecuentes y que resultan impunes, cuando no socialmente aceptadas. Entre estas conductas degradantes se encuentran los comentarios soeces, las llamadas obscenas o los tocamientos en lugares públicos, que pueden llevar a una limitación de la vida social de la víctimas (no frecuentar ambientes donde hay muchos hombres, no acudir a solas a un espectáculo, no montarse en un transporte público en una hora punta, no practicar el jogging al aire libre, etc.

 

No todos los agresores tienen el mismo perfil de activación sexual, ni el mismo grado de agresividad. Así, según el grado de violencia con el que se lleva a cabo el delito, diversos autores han clasificado a los agresores en:


No violentos

Emplean la persuasión, engaño o presión para someter a la víctima, basándose en su relación de autoridad y poder (adulto, padre, maestro). Éstos a su vez, se subdividen en otros dos grupos en función de la exclusividad de su preferencia sexual:


Pedófilos exclusivos:

Preferencia sexual exclusiva hacia los niños.


Pedófilos oportunistas:

Mantienen actividad sexual con adultos y en determinadas circunstancias abusan sexualmente de los niños. Manifiestan no tener predilección por los niños, tienden a racionalizar los abusos atribuyéndolos a las circunstancias en que se produjeron.


Violentos

Los que emplean el asalto o la violencia para someter a las víctimas. Son más responsables de lesiones y muertes. Tienen graves características de personalidad psicopática con antecedentes de conducta antisocial. La motivación para el abuso es sexual y violenta al mismo tiempo. Este grupo es mucho menos numeroso y evidentemente mucho más peligroso que el anterior.

 
Tipos de agresiones
%
Comentarios soeces
81
Tocamientos en lugares públicos
56
Abuso de confianza de un recién conocido
35
Acoso sexual en el trabajo
23
Abuso sexual en la infancia

13

Violación o intentos de violación
11

 

La mayoría de las victimas de abuso sexual experimentan una o varias de las siguientes reacciones como consecuencia del trauma:

 
Sentimiento de pérdida de control en la vida.
"Flashbacks" o el hecho de experimentar de nuevo el asalto de manera mental.
Dificultad de concentración.
Sentimiento de culpa.
Percepción negativa de la imagen de si mismo.
Tristeza o depresión.
Disbalance en las relaciones interpersonales.
Pérdida de la libido
.
 
 
Actualidad
ISB
 
el Institut 2.0
a un clic
Facebook
Google +
Twiter
Blog
Webs recomendadas
Nuevo Servicio
Nutrición y cuidado corporal
mas informacion...
 
Importante
Próxima edicion del Master en Sexologia Clínica y Salud Sexual
6ª edicion (2016-2018)

Estamos preparando la 6ª edicion del Master.

mas informacion...
 
MÁSTER
5ª Edicion del Máster en Sexología Clínica y Salud Sexual,
en colaboración con la Universitat de Barcelona
MEDIOS
Carme Sanchez, en Els matins de TV3

Francisca Molero, en El suplement, de Catalunya Radio

ir...

Carme Sánchez, en Els matins a 4 Bandes, de Ràdio 4
ir...

 
LIBROS / PUBLICACIONES DE INTERÉS
En preparacion:

Sexo Maduro

Como disfrutar de la sexualidad de forma segura, saludable y divertida
Editado por: Marge Books
 
Otros servicios

 

Institut de Sexología de Barcelona
© INSEXBCN 2.0
 
+