inicio | donde estamos? | contacto
         
 
el Institut de Sexologia
  Presentación
  Profesionales
  Objetivos
  Servicios ofrecidos
Sexología
  Terapia sexual
  Terapia de pareja
Clínica
  Planificación Familiar
  Mediación en separaciones
  Psicología clínica
  Peritajes psicológicos
  Consulta joven
Otros
  Nutrición y cuidado corporal
Educación
  Educación afectivo - sexual
Formación
  Master en Sexología
  Formación a profesionales
  Cursos
Información
  Sexología
  Psicología
  Ginecología
Participación
  el Institut 2.0
  Consultas / Sugerencias
Publicaciones
  Publicaciones
   
 
 
Ginecología y Planificación Familiar
Centro de información
 
Anticonceptivos. Historia
Anticonceptivos. Clasificación
Anticoncepción de emergencia
Sexo seguro
Enfermedades de transmision sexual
Climaterio
Exploración mamaria
Ciclo menstrual
 
INFECCIONES DE TRANSMISION SEXUAL
 
Las infecciones de transmisión sexual (ITS) son todas aquellas que presentan carácter infeccioso y que se transmiten principalmente a través de las relaciones o los contactos sexuales cuando no se utilizan preservativos. Sin embargo, también puedes contagiarte si recibes una transfusión de sangre contaminada y en algunos casos por transmisión de la madre al feto.
Durante los últimos veinte años se ha producido un gran cambio en las enfermedades de transmisión sexual. Hemos pasado de las clásicas como la sífilis y la gonococia, enfermedades bacterianas que se curaban con antibióticos, a las enfermedades víricas actuales, entre ellas el sida, las infecciones herpéticas o las producidas por el Virus humano del papiloma (HPV), para las cuales no hay un tratamiento curativo definitivo. Existen, no obstante, algunos medicamentos que ayudan a frenar el avance de la enfermedad e incluso son capaces de mantener a la persona afectada con vida durante años, mejorando además su calidad de vida. También existen vacunas contra la hepatitis B y, recientemente, contra el virus HPV.
De todas formas, la mejor defensa ante estas infecciones, es la prevención.
Las infecciones de transmisión sexual, y en concreto el sida, constituyen hoy en día la primera causa de enfermedades infecciosas en muchos países.
 
¿Qué infecciones de transmisión sexual son las más frecuentes?
 
A pesar de que las infecciones de transmisión sexual (ITS) son de declaración obligatoria en nuestro país, el  insuficiente registro de los casos detectados, hace muy difícil poder valorar en que situación estamos.

Podemos clasificarlas de la siguiente manera:

Infecciones de transmision sexual producidas por bacterias
  Neisseria gonorrhoeae
  Clamidia trachomatis
  Treponema pallidum
  Haemophylus Ducreii
  Micoplasma hominidis
  Ureaplasma Urealyticum
  Shigella sp
  Campylobacter sp
  Streptococo grupo B
  Gardnerella vaginalis
  Mobiluncum sp
   
Infecciones de transmisión sexual producidas por virus
  Virus herpes tipo I y II
  Citomegalovirus
  Virus hepatitis B
  Papiloma virus humano ( HPV)
  Virus del Moluscum contagioso
  Virus de inmunodeficiencia Humana (HIV)-SIDA
   
Infecciones de transmisión sexual producidas por protozoos
  Entamoeba hystolitica
  Giardia Lamblia
  Tricomonas vaginalis
   
Infecciones de transmisión sexual producidas por ectoparásitos
  Phthirus pubis
  Sarcptes scabiei
   
Las infecciones de transmisión sexual mas frecuentes en nuestro entorno son:
Sífilis
Gonococia
Infecciones por clamidias
Herpes genital
Sida
Hepatitis B y C,
Condilomas (verrugas genitales) 
Tricomonas
 
Sintomatología general de las infecciones de transmisión sexual
Los síntomas pueden ser muy variados: picores en los genitales, enrojecimiento de la vulva o del pene, granitos o descamación, flujo vaginal alterado, secreción por la uretra después de orinar o dolor al mantener relaciones con penetración, entre otros. También pueden aparecer úlceras, ampollas o verrugas en los genitales o alrededor de los mismos.
Siempre que aparezcan cualquiera de estos sintomas se ha de consultar al médico.
 

Es importante saber que las infecciones de transmisión sexual:
Tienen un periodo llamado de latencia durante el cual a pesar de  que la persona esté  contagiada no presenta síntomas, por lo tanto no sabe que la padece, pero si que puede transmitir la infección a otra persona.
También se ha de conocer que  algunas de las infecciones de transmisión sexual pueden dar síntomas tan leves  que la persona contagiada no sepa que tiene una infección y en consecuencia la vaya transmitiendo.
Todos los expertos están de acuerdo en que los adolescentes forman un grupo de riesgo elevado en lo que se refiere a contraer infecciones de transmisión sexual. Las  relaciones sexuales tempranas, la inexperiencia, la espontaneidad y las características de su comportamiento sexual, así como la dificultad de acceso al sistema sanitario, el alcohol y otras drogas son factores que facilitan que los jóvenes contraigan más y con más frecuencia estas infecciones; sumado todo ello al uso inadecuado o al no uso del preservativo.

 
subir
Descripción de las infecciones de transmisión sexual mas frecuentes
 
SIDA

El sida (Síndrome de Inmuno Deficiencia Adquirida) constituye una de las enfermedades infecciosas más graves de nuestro tiempo. Está producida por el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH), que se encuentra en los fluidos corporales y que es transmitido por la sangre, el semen, las secreciones vaginales y la transmisión de madre a hijo durante el embarazo.
El virus ataca y destruye las células del sistema inmunológico, dejando a la persona sin defensa ante las infecciones y enfermedades del exterior. De manera que cualquier otra enfermedad, por leve que sea, puede dañarlo seriamente.
No todos los infectados de sida desarrollan la enfermedad, algunas personas sólo son portadoras del virus, pero estas personas “aparentemente sanas” pueden contagiar a otra y ésta sí desarrollarla.
Hay muchas personas en el mundo que son portadoras del VIH y no lo saben, y por tanto contagian a otras cuando mantienen relaciones sexuales con ellas sin preservativos.
Para evitar un posible contagio hay una serie de medidas que se han de tener en cuenta:

  • Utilizar siempre preservativos durante la penetración.
  • No compartir jeringuillas, hojas de afeitar, cepillos de dientes ni materiales que hayan estado en contacto con la sangre de otra persona y no se hayan esterilizado adecuadamente.
  • Asegurarse de que los piercings y tatuajes  los realiza un profesional que cumple escrupulosamente todas las normas de higiene.

El compartir actividades cotidianas con personas infectadas, no representan un peligro de contagio para ti.

 
Infecciones gonocócicas

Clínica: Periodo de incubación de 2 a 5 días.
En el Hombre. Inflamación aguda de la mucosa con secreción mucosa por el orificio uretral eritematoso, con prurito y sensación de quemazón. A medida que  el proceso se extiende hacia la parte posterior, van aumentando los síntomas, la se convierte en verdosa y espesa, haciéndose constante la necesidad de orinar, la disuria, pudiendo aparecer al final de la micción una gota de sangre, febrícula y erección dolorosa.
En la mujer: La localización más frecuente del gonococo es en el endocervix.
Puede pasar muy desapercibida a pesar de que pueda originar sintomatología xantorrea, disuria o prurito vaginal.
La otra localización es la uretra, con sintomatología idéntica a la del hombre.
La vulvovaginitis gonocócica en la niña habitualmente se contagia por medio de objetos, ropas o toallas, manchados con flujo de madres enfermas, aunque no se puede descartar un abuso sexual.
En el caso de la niña, como el epitelio vaginal no es tan resistente como en la adulta, la niña puede manifestar como una gran tumefacción de la mucosa vulvar, roja, cubierta de espesa secreción purulenta, escozor a la micción y alteraciones del estado general con presencia de fiebre.
En fase crónica las molestias escasas.

Complicaciones: En el hombre, prostatitis, epididimitis y cistitis.
En la mujer: Bartholinitis, anexitis.
Gonococia extragenital: oftálmica, rectal, diseminada, caracterizada esta última por fiebre, artralgias, artritis sobretodo de grandes articulaciones y lesiones cutáneas.

 
Sífilis

Suele cursar con olas de ascenso y descenso. En los últimos años descendió mucho, aunque actualmente parce que hay un pequeño ascenso.
Es más frecuente entre varones jóvenes. Ha disminuido de forma considerable entre los varones homosexuales, a pesar de ello son éstos los que presentan mayor prevalencia.
El periodo de incubación es de 3 a 4 semanas, si no se diagnostica y  no se da tratamiento entre 8 y 12 semanas después del contagio aparece la sífilis primaria, si en este periodo tampoco se da tratamiento aparece en 6 u 8 meses la  sífilis secundaria, y la  sífilis terciaria  entre los  10 a 30 años del contagio

  Síntomas iniciales de la sífilis:
  Aparece el chancro sifilítico. Es una úlcera indolora, y algo indurada al tacto, si tocamos la zona inguinal podemos encontrar  en un lado varios ganglios, indoloros duros y rodaderos, siempre con uno de  mayor tamaño.
En el hombre es fácil encontrarlo en el pene, en la mujer suele ser difícil ver el chancro porque muchas veces es interno, en el cervix o en la vagina.
  Sífilis secundaria
  Cefaleas, febrícula, poliadenopatias, dolores articulares, astenia y afectación cutáneo mucosa en forma de manchas “de vino tinto” en todo el cuerpo incluidas manos y pies. Esta etapa es muy contagiosa.
  Sífilis terciaria o fase final
  Es cuando la sífilis ataca al sistema nervioso y a otros órganos, pudiendo llegar  a provocar la muerte.
  Sífilis congénita
  Ocurre cuando la madre con sífilis transmite la infección al feto durante la gestación ya sea por vía transplacentaria o durante el parto por el contacto del bebé  con lesiones en los genitales de la madre.
Las lesiones clínicas se forman a partir de la semana 16 de gestación cuando el sistema inmunológico ya se ha desarrollado, aunque el treponema puede pasar la circulación fetal desde la novena semana. Si la madre recibe tratamiento antes de la decimosexta semana es casi siempre posible que se prevenga el daño al feto y de aquí la importancia de la solicitud de pruebas no treponémicas prenatales en el primer trimestre.
La Sífilis congénita temprana es la que se presenta antes del segundo año de vida; cuanto antes se presente más grave suele ser.
Puede darse que el niño nazca con serias deformidades y se asocia con una mortalidad alta o puede que las manifestaciones estén presentes desde el nacimiento o que se vayan presentando paulatinamente durante el crecimiento, pero que no atenten directamente contra su vida.
La sífilis congénita tardía se presenta después de los dos años de edad, se asemeja a la sífilis terciaria y perdura durante toda la vida.
   
Es muy importante diagnosticar la sífilis lo más precozmente posible, ya que el tratamiento es sencillo (penicilina) y tiene muy buenos resultados.
 
Papiloma virus humano VPH
Es una de las infecciones de transmisión sexual más frecuentes. Se conocen más de 100 tipos de virus diferentes, dividiéndose en dos categorías según las probabilidades que tienen de provocar lesiones cancerígenas: tipos de alto y bajo riesgo oncológico.
Las manifestaciones clínicas se producen en el lugar de la infección, van desde lesiones subclínicas a lesiones sesiles de aspecto exofítico ( condilomas o verrugas venéreas), se pueden acompañar de signos de vaginitis inespecíficas. Localización múltiple, especial mención tiene la lesión de cérvix (condiloma plano).
Es una infección cada vez más prevalente en nuestro medio, y el factor de mayor peso en la etiología del carcinoma  de cuello uterino.
La mayor parte de las infecciones con VPH en mujeres jóvenes suelen desaparecer entre 1 y 2 años, sin embargo cuando persiste más tiempo se pueden convertir en lesiones precancerosas y cáncer de cuello uterino, aunque este proceso puede tardar entre 15 y 20 años. Por este motivo es muy importante hacer un control de las lesiones y de la desaparición del virus.
La prevención es la vacuna y utilizar siempre de forma correcta los preservativos.
Actualmente ya tenemos comercializada dos vacunas, que están incorporadas en el calendario vacunal escolar.
 
Virus Herpes simple
Las infecciones por virus del herpes simple (HSV) están entre las enfermedades más comunes que afectan a los seres humanos. En la actualidad se han identificado dos tipos diferentes del virus del herpes simple: el HSV-1 y el HSV-2. El HSV-1 (herpes labial) se transmite principalmente por contacto con secreciones orales, y el HSV-2 (herpes genital), por contacto con secreciones genitales. Las lesiones abiertas liberan grandes cantidades de virus produciéndose el contagio bien por contacto directo con las zonas infectadas (contacto íntimo buco-bucal, genito-genital, genito-rectal o buco-rectal), o bien por contacto indirecto a través de los dedos contaminados, o de saliva, transmitiendo la infección a otras partes del cuerpo o a otras personas.
Penetra a través de la mucosa con microtraumas, se queda latente en los ganglios sacroiliacos.
Produce lesiones vesiculares en el aparato genital.
La clínica es muy aparatosa, disuria, escozor, quemazón vulvar y vaginal.
En los varones, la lesión aparece por lo general en el glande, en el prepucio o en el cuerpo del pene, mientras que en la mujer puede afectar a la vulva, vagina, cuello uterino, periné y nalgas, y con frecuencia se acompaña de secreción vaginal
Muy recidivante cursa a brotes, produciendo mucho disconfort en el paciente.
Factores que activan al virus son: estrés, menstruación, coito traumático, infección, frío, calor, efectos hormonales, etc.
 
Hepatitis B
Existen muchas semejanzas entre el virus de la Hepatitis B (VHB) y el VIH. Las prácticas de riesgo son similares, aunque no idénticos. La transmisión sexual, la materno-fetal y la sanguínea son comunes a ambos virus. Sin embargo el VHB se transmite con más facilidad, puesto que se encuentra en concentraciones más elevadas y es más resistente.
La evolución de la hepatitis B es muy variable, desde una infección asintomática, que ocurre en la mayoría de los casos, hasta una enfermedad aguda que, en algunas ocasiones, evoluciona a la cronicidad, la cirrosis o el cáncer de hígado.
La hepatitis crónica puede presentarse de forma benigna, hepatitis crónica persistente, que suele durar 1-2 años, con recuperación de los pacientes.
 
Enfermedad Inflamatoria pélvica EIP

En nuestro país es una enfermedad que va en aumento, existe una amplia franja en nulíparas
(mujeres que no han tenido hijos) menores de 25 años.
La etiología suele ser polimicrobiana,  entre los agentes causantes estaría la clamidia, gonococo, micoplasmas y gardenerella.
La  incidencia de clamidia y gonococo varía según la población estudiada.
Los gérmenes pueden ascender desde la vagina por 3 mecanismos:
Mediante las tricomonas, los espermas o por acción de las contracciones uterinas.
Los factores de riesgo son: edad, promiscuidad sin protección, sin olvidar al tabaco, la cocaína y otras drogas.
La predisposición de los adolescentes a las EIP está relacionada con los hábitos sexuales y con la falta de anticuerpos frente a éstos gérmenes patógenos.
Como secuela fundamental tenemos la esterilidad, y los abscesos tuboováricos.

 
Otros
Otro grupo de ITS  muy frecuente lo constituyen los patógenos productores de vulvovaginitis: fundamentalmente las tricomonas, aunque también pueden provocarla el mobiluncus o el micoplasma.
Hay otras vulvovaginitis que no se consideran infecciones de transmisión sexual aunque se transmitan por esta vía porque también pueden aparecer sin haber mediado el contacto sexual, es el caso de la vulvovaginitis por cándidas y la vaginosis bacteriana producida sobretodo por gardnerella.
 
Clínica Vulvovaginitis por Candidas Vulvovagintis por Tricomonas Vaginosis Bacteriana
prurito +++ ++ 0
leucorrea ++ +++ ++
vulvitis +++ + 0
cervicitis Colpitis puntos blancos C .puntos rojos 0
 
Características del flujo
tipo Vulvovaginitis por Candidas Vulvovagintis por Tricomonas Vaginosis Bacteriana
color Blanco verde gris
aspecto Espeso espumoso Acuoso
consistencia Adherente lechoso fluido
pH 4,5-5 -5 +4,5
cantidad ++ +++ +
 
  Chancroide
  ITS muy contagiosa caracterizada por la aparición de pápulas en la piel de los genitales, que finalmente se ulceran. Alrededor del 90% de los casos aparecen en hombres.
  Sarna
  Infección causada por un ácaro que se acantona en surcos que forma en la piel para depositar los huevos. A los 2-4 meses del contacto inicial se produce una reacción de hipersensibilidad, que da lugar a un rash a lo largo de cada túnel que pica intensamente. Puede producirse una infección bacteriana sobreañadida.
 
Prevención y futuro de las infecciones de transmisión sexual
Las infecciones de transmisión sexual son muy frecuentes y pueden tener repercusiones graves en la vida de las personas infectadas, por ello es necesario:
  • Tener información y educación sanitaria adecuada: Es muy importante la educación sanitaria en el ámbito escolar.
  • Realizar la detección precoz: Muy importante acudir al médico ante sospecha de padecerlas.
  • Hasta la aparición del sida, las estrategias de abordaje de las ITS eran el diagnóstico, el tratamiento y la búsqueda de contacto, ahora todas las estrategias se han basado en la prevención del VIH, y con ello se ha incidido en las otras.
  • Es necesario formar bien a los profesionales para que las conozcan y sepan detectarlas.
  • Para conocer su magnitud se han de realizar la declaración rigurosa y sistemática de los casos detectados.
 
 
Actualidad
ISB
 
el Institut 2.0
a un clic
Facebook
Google +
Twiter
Blog
Webs recomendadas
Nuevo Servicio
Nutrición y cuidado corporal
mas informacion...
 
Importante
Próxima edicion del Master en Sexologia Clínica y Salud Sexual
6ª edicion (2016-2018)

Estamos preparando la 6ª edicion del Master.

mas informacion...
 
MÁSTER
5ª Edicion del Máster en Sexología Clínica y Salud Sexual,
en colaboración con la Universitat de Barcelona
MEDIOS
Carme Sanchez, en Els matins de TV3

Francisca Molero, en El suplement, de Catalunya Radio

ir...

Carme Sánchez, en Els matins a 4 Bandes, de Ràdio 4
ir...

 
LIBROS / PUBLICACIONES DE INTERÉS
En preparacion:

Sexo Maduro

Como disfrutar de la sexualidad de forma segura, saludable y divertida
Editado por: Marge Books
 
Otros servicios

 

Institut de Sexología de Barcelona
© INSEXBCN 2.0
 
+